HISTORIA

En 1986 una familia mexicana de tostadores de café creó una fina colección de productos gourmet de café con granos de café arábica de especialidad que se cultivaban en fincas ubicadas a menos de 20 km de sus instalaciones.

La pasión y el cuidado con que seleccionaban cada grano de café para la elaboración de sus productos es la misma que ha permanecido por más de 30 años en la elaboración artesanal de los productos, entregando, en cada uno de ellos, inspiración para compartir®.

El compromiso que hemos establecido por la calidad de nuestros productos es nuestro sello inconfundible.